REFLEXIONES

por Ivalo Kønig Okking
13
Abr

No dejes que tus creencias ni las de otras te limiten

Nuestras líneas de tiempo son individuales y únicas en el mundo para cada uno de nosotros.

A los 43 años decidí cambiar mi vida y reinventarme a mi misma, y mientras lo decidía escuchaba la voz de mi madre dándome consejos sobre ser madre: “Nada en la vida de tu hija es constante”. Me dí cuenta de que eso también era cierto para mi, como su hija. La verdad es que nada más es que constante que el cambio. Eso no quiere decir que todo lo que he vivido y toda mi experiencia es obsoleta, al contrario, es aprendizaje que llevo en mi mochila y lo puedo desempacar y aplicar cuando lo necesito durante mi viaje. Con cada paso que doy esa mochila esta más llena con mis experiencias.

¿No os parece maravilloso que hay gente que nos inspira en este mundo?

LEO textos, libros, opiniones, poemas; ESCUCHO, música, opiniones y voces; VEO programas, videos y acciones y SIENTO como todo recita dentro de mi cuerpo.

Hace unos días fué un video de Jay Shetty. Él se llama a si mismo “anfitrión, cuenta cuentos, creador de contenido viral y ejecutor de experimentos”, títulos que me parecen igual de interesantes que cualquier título universitario. El video se dirige a jóvenes diciéndoles que no se dejen limitar por la línea de tiempo de otros, que todos tenemos nuestro propio momento para florecer. A mi me gusta pensar que es un ciclo y que florecemos varias veces durante una vida. Lo primero que hice al verlo fue mandar el video a mi hija de adolecente. Es mi propósito como madre hacerle ver que la vida esta llena de posibilidades. Luego pensé, esto no solo es para ella, también es para mi, todavía tengo más flores para brotar, todavía tengo raíces para seguir creciendo. Llegué a la conclusión que este conocimiento es útil para todo el mundo y decidí, basándome en las palabra de Jay Shetty, hacer un llamamiento a pensar fuera de la caja, a que no nos dejamos limitar ni por nuestras creencias ni las de otras.

En el video se presenta el director de un colegio dirigiéndose a sus alumnos del último año. Y les dice: la asamblea de hoy es sobre el comienzo de un viaje, el comienzo del resto de vuestro vida. En dos años todos vosotros vais a estar terminando la preparación para ir a la universidad, en tres años estarías estudiando en lugares distintos en el mundo, estudiando en la universidad que habéis elegido. En cinco años habréis empezado vuestras carreras y muchos de vosotros estaréis trabajando en las mejores multinacionales en todo el globo. Entonces os casareis y a lo mejor compraréis una casa. En el transcurro de diez años vuestras vidas estarán formadas. En quince años cumpliréis treinta años y a partir de entonces el camino de vuestras vida estará pavimentado ¡Que agobio!

Foto de VisualHunt

Entonces es cuando la magia ocurre, Jay Shetty se levanta y dice al director, que por cierto esta lleno de buenas intenciones para sus estudiantes, que esa manera de pensar pueda fallar porque él conoce a gente que graduó a los 21 años y no consiguió trabajo hasta los 27, y gente que graduó tarde a los 25 y encontró trabajo inmediatamente. Aquí que me gustaría añadir que el aprendizaje es para toda la vida. Nunca dejen de aprender y formase, yo he seguido formándome. Tengo 47, carrera universitaria y master, pero la formación nunca termina. Jay Shetty continua diciendo que conoce a gente que nunca fue a la universidad pero encontraron lo que aman hacer a los 18. Y que conoce a gente que encontró trabajo nada más terminar la universidad, pero odian lo que hacen. Conoce a gente que ha tenido un año sabático y que encontraron en este su propósito. Conoce a gente que estaba segura de qué querían hacer a los 16 y cambiaron de opinión a los 26. Conoce a gente que está soltera con hijos y matrimonios que han tenido que esperar de ocho a diez años para tener hijos. Conoce a gente que está en una relación pero aman a otro. Conoce a gente que se ama pero no están juntos. Y lo que nos quiere decir Jay Shetty es que todo en nuestra vida ocurre de acuerdo con nuestro tiempo, nuestro reloj, a lo mejor miramos a nuestros amigos y pensamos que están por delante de nosotros, incluso algunos sentimos que están detrás. Pero todos caminamos con nuestros propio pasos y ellos tienen sus propios tiempos y relojes, como los tuyos. Se paciente, a los 35 Mark Cuban estaba trabajando en un bar en Dallas; J. K Rowling tenia 35 años antes de que se publicara Harry Potter y doce editoriales habían rechazado el libro anteriormente. Otega creo a Zara a los 39; Jack Ma empezó Alibaba a los 35; a Morgan Freeman le llego su gran oportunidad a los 52 y a Steve Carell le llego después de los 40. La empresa Virgin la empezó Richard Branson a los 34.

Si te gradúas de la universidad después de los 25 todavía es un logro. Estar feliz y no esta casado a los 30 es bonito. Empezar una familia después de los 35 todavía es posible. Comprando una casa después de los 40 todavía es genial. No dejes que nadie te meta prisa con tu línea de tiempo porque como dijo Einstein “No todo lo que tiene valor se puede contar, y no todo que se puede contar tiene valor”. Jay Shetty continua diciendo que lo más importante es crear una vida con sentido y que sea satisfactoria para ti mismo, aprender y crear impacto y diferencia en la vida de otros. Ese será el verdadero éxito.

Aunque sé que en la comunicación lo que crees que has entendido, no necesariamente es igual a lo que escuchaste y no era lo que quería decir la persona., mi conclusión es que yo he escuchado decir a Jay Shetty a los jóvenes, es que no se dejen limitar por la línea de tiempo de otros. Que la vida da muchas vueltas y no hay una manera, ni un momento correcto para hacer todo. Y a eso yo me uno, y quiero añadir que es relevante escuchar y aprender esto a cualquier edad, en cualquier etapa de la vida. Como decía mi madre “nada es constante en la vida de nuestros hijos “y todos somos hijos de alguien, así que es aplicable para todos.

Leave a Reply